CLAUSTRO

Iglesia de San Esteban

San Esteban es la única parroquia de Burgos que tiene claustro y sala capitular, llamada tradicionalmente Capilla de Todos los Santos. Este conjunto arquitectónico, adosado a la banda oeste de la iglesia, mantiene los arcosolios sepulcrales y las cartelas funerarias (algunas blasonadas y policromadas) de las familias más prestigiosas del Burgos medieval.

Arquitectura del claustro

La obra pertenece al siglo XIV, exceptuando parte del ala este, que se construyó en el siglo XVI para completar los dos tramos destruidos al construir la sacristía. Las bóvedas son de crucería, aunque éstas, en la Capilla, vayan recorridas por un baquetón longitudinal. Se han perdido las tracerías de los ventanales y la mayor parte de las camas sepulcrales. Aún conserva pequeños restos de pintura mural gótica.

Sala capitular

En la Capilla de Todos los Santos, los mayordomos de la iglesia celebraban periódicamente juntas vecinales para administrar las pingües rentas que llegaban a la parroquia y a la vecindad por privilegio real. El pescado, el hierro y el herraje, y otros productos debían pasar forzosamente por la Puerta de San Esteban y ser descargados junto a la iglesia, que cobraba una sustanciosa cantidad desde los tiempos de Alfonso XI hasta bien entrado el siglo XIX. Este histórico recinto llegó a convertirse en almacén de heno y cobijo de ovejas en los tiempos difíciles del Patronato de San José que estuvo dirigido por D. Valentín Palencia, beato burgalés . Hoy después de la restauración ha recuperado su belleza y se está a la espera de una museización.

Galería de imágenes

En la siguiente galería de imágenes puedes ver parte del claustro de San Esteban. Debido a las obras de restauración solo ven una pequeña muestra de este conjunto.

Patio del claustro

Obras de ampliación del Museo

Retablos listos para ser ubicados

La Catedral desde las cubiertas

Castillo desde el campanario

Sala capitular de San Esteban

Próximamente …

La iglesia de San Esteban está ampliando sus salas de exposición. contiene notables sepulcros de personajes que decidieron aquí su enterramiento así como piezas únicas de imaginería que realzan si cabe la belleza del templo.